Politica, economía

viernes, noviembre 25, 2016

La verdad sobre la UASD

Por Francisco Luciano

Logo UASD
Nadie puede negar que la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), padezca de distorsiones y desenfoques que afectan su cotidianidad. El populismo y el parasitismo que allí fecundan, cada vez con más fuerza, se conjuga con la anarquía que se expresa con regularidad en sus  bocas-calles impidiendo que esa academia  pueda concentrarse de manera exclusiva en cumplir la misión institucional para la que existe. Nuestras críticas y propuestas al funcionamiento deficiente de la UASD están escritas y una gran mayoría se van a encontrar en la prensa nacional, así como en nuestro dominio digital www.franciscoluciano.com.

Las distorsiones que impiden que la Universidad sea más efectiva, se pueden identificar en el acomodamiento con la rutina que se ha posesionado  en las mentes de su liderazgo tradicional, que  se empeña en repetir procesos que conducen a los mismos resultados  resistiéndose a probar el cambio en la manera de hacer las cosas, negándose a mejorar su financiamiento a partir de sus propias posibilidades, desestimando planificar para los estudiantes y solo para los estudiantes, considerando que son estos la razón de ser de dicha institución. Confundiendo la diferencia que existe entre la universidad abierta y la del entren to.

La Universidad que tiene todas esas deficiencias, es también la principal universidad de la República Dominicana y es la que pese al manejo deficiente de su liderazgo y al insuficiente acompañamiento   por parte del Estado, cuenta con el más preparado y dedicado cuerpo profesoral que existe en nuestra nación. 

Una buena parte de las críticas a la UASD son ciertas y ante esas verdades no podemos  más que asentir y hacer el compromiso de seguir trabando para corregirlas. Nadie en su sano juicio puede negar que existan en la UASD situaciones y cosas que constituyen retos a superar. Lo que no nos parece correcto es que se califique a la Universidad como inservible y con ninguna calidad, al extremo de plantear su cierre bajo premisas falsas.

Se sostiene  sin ningún rubor, en influyentes  medios de comunicación específicamente en la radio,  que la UASD no tiene ninguna calidad, que no es una universidad acreditada y que no aparece en los rankings de las mejores universidades. Eso se dice con tanta autoridad que cualquier incauto, desconocedor del qué hacer en el campo de la educación superior, la ciencia y la tecnología puede llegar a creerlo.

Sin ánimo de justificar las debilidades que acarrea la UASD, debemos en su defensa establecer que la misma está acreditada, nada más y nada menos que por la prestigiosa Red Internacional de Evaluadores, agencia con sede en México y que es especializada  en la  evaluación-planeación de las instituciones de educación superior, con un riguroso equipo constituido por académicos evaluadores integrado, por diversas instituciones, entre las que se encuentran: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES), la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior de México (ANUIES) , la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL).

De igual modo, a quienes con aires doctorales afirman en programas de radio, que la UASD no aparece en los rankings de las mejores universidades del mundo, lamentamos comunicarles que la Universidad Autónoma de Santo Domingo,  se encuentra entre las 20 mil mejores universidades del mundo, de acuerdo con la Agencia Internacional de Validación y Acreditación de Universidades (WEBOMETRIC) que patrocina el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, según el cual,  la UASD ocupa el lugar no. 4732 entre las primeras 5000 universidades señaladas; y, el lugar no. 1 entre las ocho universidades dominicanas que figuran en ese ranking.

Asi mismo en  la publicación de Julio 2016, realizada por el  Ranking Web de Universidades la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD,  está colocada en la posición No.4697 entre las mejores 10 mil universidades del Mundo, la numero 21 del Caribe y en el lugar 2 de República Dominicana.

No faltará quien  indique que el No. 4697 es un lugar muy alto en la lista y puede parecerlo, si no fuera porque la comparación se hace frente a universidades que reciben inversiones muy superiores a la UASD.  Para que el lector pueda tener una de idea lo que significa aparecer entre las primeras 5 mil mejores universidades mundo, es necesario establecer que la inversión promedio anual por estudiante entre las Universidades de América Latina supera los US$2,500 dólares por estudiante al año y que en el caso de la UASD es de apenas US$890.00 dólares anual por estudiante.

Como se puede apreciar, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, tiene importantes retos que superar, pero también cuenta con importantes fortalezas. Ella constituye el principal patrimonio cultural de nuestro país y bien merece ser acompañada por la sociedad y el Estado a los fines de ayudarle a superar sus debilidades para que pueda mejorar su desempeño y eficiencia en  la formación de los recursos humanos que  se requieren para desarrollar a la nación.

La campaña que plantea cerrar la UASD como solución  a sus falencias, puede ser un acto de hastió frente a las recurrentes paralizaciones, pero jamás una opción válida frente a la institución que mayor movilidad social genera en nuestra patria.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.

0 comentarios: