Politica, economía

martes, diciembre 22, 2015

Resiliencia en Santo Domingo Este

Por Francisco Luciano

Opinión
Después del lamentable deceso de Juan de los Santos en un estúpido doble homicidio y suicidio, ha quedado en la población un dejo de dolor y de angustia, pues el joven alcalde logro con su forma de ser abierta y llana forjar un liderazgo sólido fundamentado en la calidez  y la solidaridad humana.

La pérdida de Juan de los Santos imbatible en la principal plaza electoral del país, plantea al Partido de la Liberación Dominicana una situación  delicada, pues no cualquiera puede sustituir al malogrado alcalde.

Dado lo próximo de las elecciones y la importancia que tiene Santo Domingo Este para definir las elecciones de mayo, conviene el PLD buscar un candidato o candidata con el suficiente  peso político para evitar reyertas internas por la candidatura, con capacidad para aglutinar tanto a las fuerzas internas como externas y con vocación de pulverizar a la oposición.

Talvez incluso, conviene el PLDeísmo, rotar el cuadro de candidatos en el gran Santo Domingo para  enviar un mensaje de integración unitaria de toda su maquinaria, por lo que me permito sugerir lo siguiente:  a) Colocar a Cristina Lizardo como candidata a la alcaldía de Santo Domingo Este, b) Presentar a Margarita Cedeño de Fernández como candidata a Senadora del Gran Santo Domingo, c) Colocar a Roberto Salcedo como candidato vicepresidencial y d) Postular a Domingo Contreras como candidato a la alcaldía del Distrito Nacional.

Cristina Lizardo garantiza unificar al PLD en Santo Domingo Este y elevar el entusiasmo de aliados tradicionales del PLD en dicho municipio, al tiempo   que agrega valor  al proceso dada su figura no conflictiva y de liderazgo incuestionable.

Al presentar a  Margarita Cedeño de Fernández como candidata  a Senadora por la provincia Santo Domingo, se estaría facilitando la posibilidad de potencializar ese recurso como opción presidencial de cara a torneos electorales futuros  fortaleciendo las posibilidades para que el PLD pueda continuar al frente del ejecutivo hasta el 2044, como es su aspiración. Margarita no correría ningún riesgo de perder, dada la fuerza de su liderazgo y además porque las candidaturas a diputados en la distintas circunscripciones le apoyarían cual guardia imperial.

Roberto Salcedo, sería un vicepresidente no conflictivo que mantendría el equilibrio a lo interno del PLD,  que si bien puede no sumar, no restaría votos a la candidatura de Danilo Medina, puntera por mucho y con tendencia a ampliar o consolidar la ventaja sobre una oposición que luce coja, tuerta y atolondrada.

Domingo Contreras vendría a ser el relevo, que además de ser  carta de triunfo,  se convertiría en una opción esperanzadora y motivadora para integrar a la totalidad de militancia  Peledeísta en el Distrito Nacional.

Algunos dirán que Cristina y Margarita no deben ir a puestos de menor jerarquía y yo les diría que en política, como en pelota, se hace lo que al equipo conviene, porque a fin de cuentas  el que gana es el que goza y que el presidente Álvaro Uribe fue candidato a Senador  después de haber sido, dos veces,  presidente de su país y que Alex Rodríguez de ser el campo corto natural, paso a ser la tercera  base ideal,  para beneficio de los Yanquis de New York.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD

0 comentarios: