Politica, economía

domingo, diciembre 27, 2015

Menor y un hombre mueren en hechos separados

Imagen de archivo
SANTO DOMINGO.- Una niña de un año y seis meses de edad murió ahogada tras caer en un canal ubicado detrás de su vivienda en la sección Jobo Corcovado del municipio de Mao, Valverde; mientras que en Yamasá, un hombre fue apresado tras matar a otro a machetazos durante una riña en el paraje Los Guineos, de ese municipio de la provincia Monte Plata.

La Policía identificó a la infante fallecida como Génesis Esther Jiménez Santana; mientras que el joven apresado es Wellington Correa de Jesús, de 21 años.

El informe preliminar del primer caso refiere que la niña Jiménez Santana murió a causa de asfixia por inmersión, según certificó el médico legista actuante.

Sus padres, Yoselin Santana y Felipe de Jesús Jiménez, al ser cuestionados sobre el hecho, manifestaron a los investigadores que ellos se encontraban junto a su hija en la casa de una tía de su madre (Yoselin), ubicada en la dirección antes referida.

De ese modo, dijeron que se descuidaron de la menor, la cual salió de la casa y cayó en un canal que pasa detrás de la vivienda en cuestión donde luego fue encontrada en las condiciones antes descritas.

Mientras que en el segundo caso ocurrido en Yamasá, Correa de Jesús fue apresado por la muerte de un hombre sólo identificado como “Roque”, quien recibió varios machetazos durante una riña con el prevenido.

Según declaró el agricultor Lucas Correa Sánchez, tío del agresor, ambos se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en un colmado ubicado en el citado paraje, donde la víctima sostenía una discusión con otro hombre identificado como Domingo Sánchez Castro.

 Continúa narrando que su sobrino intervino en el conflicto verbal para que estos no pelearan y luego se dispuso a marcharse a su casa.

Sin embargo, minutos después “Roque” (occiso) armado con un machete y en compañía de su hermano sólo identificado como “Arturo”, originaron la trifulca en la que el detenido que también poseía un arma blanca similar, le infirió las heridas mortales a la víctima en cuestión.

Tras cometer el hecho, Wellington Correa de Jesús se deshizo del arma homicida cuando se fue a casa de su tío para buscar protección.


El prevenido será remitido a la justicia a través del Ministerio Público, mientras que los cadáveres fueron enviados al Instituto Nacional de Patología Forense para los fines correspondientes.

0 comentarios: